jueves, 6 de abril de 2017

Dos vidas una persona.

Los días pasan pero las noches son lentas, cada noche me levanto justo alas 3 am y empiezan a suceder cosas extrañas en la casa, solía no tomarle importancia pero cada vez son más visibles, la televisión se enciende, se escuchan pasos en las escaleras, voces en mi cabeza, cuando logró quedarme dormida las pesadillas abundan mis sueños, el último que recuerdo, me encontraba en un pasillo largo con puertas alrededor, todas se encontraban cerradas, solo caminaba, hasta que me encontraba frente a una puerta, en ella una pequeña ventana, primero intento abrir la puerta pero esta estaba cerrada, me apresuró con cautela a mirar por la ventana, ¡Mi sorpresa! , era yo la que se encontraba dentro de ese cuarto con solo una cama y totalmente blanco, estoy hablando sola dando vueltas, como es que me observó a mi misma, intento abrir la puerta y justo cuando lo logro, despierto.
Es la pesadilla que más seguido tengo, todo esto me esta volviendo loca, cada una de mis pesadillas me observó a mi misma.
Esta noche me dispongo a dormir, pero nuevamente me despierto a las 3 am, intento dormir sin poner atención a lo que sucede a mi alrededor,  nuevamente la pesadilla del manicomio, pero esta vez no me despierto y logró abrir la puerta, estoy dentro, ella mi yo se a dado cuenta de mi presencia, saca una navaja y va directo hacia mi, me la clava en el pecho y solo caigo ligeramente al piso, e despertado de nuevo pero no en casa, es extraño ya no entiendo nada, estoy en un hospital, ¿pero como?, no recuerdo nada, solo que intentaba dormir en mi cama durante la madrugada.
Hay luces, lastiman mi vista, no logro entender nada, veo pasar enfermeras caminando de un lado a otro, hasta que logre tomar a una enfermera del brazo, no lograba distinguir, me encontraba cegada por las luces, me dispuce a preguntar ¿como llegue aquí?, ella me respondió con amabilidad, que yo me hice daño, en una distracción de los médicos del manicomio me robe una navaja y estando en el cuarto yo misma me la clave en el pecho y termine aquí. Pero sigo sin entender, todo este tiempo estuve en el manicomio viviendo alucinaciones.

lunes, 6 de marzo de 2017

¡Seamos seguidores!

                                      #SíguemeYyoTeSigo

Se trata de una iniciativa creada para que nos ayudemos entre bloggers a darnos a conocer y para colaborar entre nosotros. Esta dirigida especialmente a ayudar a aquellos que han empezado hace poco en la comunidad. ¡Como nosotros!

Lo que tenéis que hacer es muy fácil: debeís seguir este blog y comentar debajo de esta entrada el vuestro para que yo pueda visitarlo y seguirlo tal y como habéis hecho con el mío. Después tenéis que continuar la cadena y publicar una entrada como esta en vuestro blog diciendo que también pertenecéis a esta iniciativa.

Espero vuestros comentarios y blogs para poder visitarlos y leerlos.

¡Solo es publicar y devolver!

El día triste de la bestia (continuacion)

Un silencio incómodo se hizo presente hasta que mi celular sonó, lo saque de mi bolsa y mire el remitente, era de Carlos seguramente para burlarse y colgué, puse el celular en modo vibrador y lo avente a mi mochila, tome un respiro y dije,
-A usted que le pasa señor.
Un poco desconcertado por el silencio anterior, el caballero dio un profundo respiro y ajustó su saco,
-El día de hoy nada (exclamo) -Son mis recuerdos los que me perturban.
Sin entender muy bien a lo que se refería,  le pregunté,
-¿Que fue lo que paso?.
La intriga me consumía,  note claramente como su cara se torno molesta, sus manos se apretaron fuerte, miro al cielo y casi pude notar una lágrima salir de sus ojos, una sensación extraña inundó la atmósfera co  un sentimiento de traición y dolor, por un momento sentí que odiaba todo.
Sus ojos comenzaron a tener una tonalidad roja, cada que exhalaba  aire de su nariz salía una especie de humo y el aroma a azufre se hizo más fuerte.
-El me traicionó (dijo mientras sus hombros se relajaban)
-¿Quien? (Pregunté con indignación)
-No importa su nombre no lo quisieras saber (dijo indignado) -Lo importante es lo que me hizo (bajo la cabeza y me miró a los ojos)
-yo solía ser su mano derecha, ayudaba con todo, me encargaba de cuidar y proteger sus creaciones (dijo con mucho odio) -Pero el se enamoró de su trabajo y comenzó a descuidar nuestra amistad, paso el tiempo y parecía que yo no importaba en su vida, desprecio mi trabajo, mis consejos los transformaba en ofensas, quedo ciego ante su creación que no percibía el mal que estaba haciendo, dejándome una sola opción.
Respiro profundo y con un susurro lanzó la siguiente frase,
-Destruir lo que más amaba!
Asustado me sentí intrigado de la llamada "creacion" y le pregunte a que se refería.
-No lo entenderías chico (dijo) -Es más complicado de lo que cres .
Aunque no me gustó su respuesta le dije que continuará con su anécdota.
-Aún no se como pero el descubrió mi plan y me retiro de mi cargo, no podía creerlo, tanto tiempo de fidelidad y me destrono,  los celos se apoderaron de mi, no podía creer como el podía amar más a esas criaturas que a mi, haci que tome la decisión de atacarlo, guiado por toda la ira que sentía, como era obvio no pude contra el y me castigo de la manera mas cruel posible, me arrojó lo más lejos posible sin posibilidad alguna de volver.
La historia se torno bastante confusa, realmente había bastantes dudas, pero antes de aclararlas me dediqué a controlar el estado emocional de aquel hombre. Puse mi mano sobre su hombro y dije,
-De seguro esa persona sigue pensando en ti,  mi madre siempre dice que el orgullo nos hace odiar, y nos confunde tanto que sentimos que nadie nos ama, pero muy adentro sabemos que es mentira.
El hombre clavo su mirada en la mía y dijo,
-Ya veo, realmente existe bondad aquí.
Cuando dijo eso, un sonido a lo lejos llamó mi atención, era una calandria , tirada por dos grandes caballos negros, el caballero se levanto y se subió a la calandria, a todo galope los caballos se perdieron en la obscuridad de esa noche sin luna, es fecha que no entiendo que paso, pero estoy seguro que aquella era una historia de amor y despecho.


Ezequiel 28:14-15

jueves, 2 de marzo de 2017

El día triste de la bestia

Mi pensamiento estaba sumergido en el reloj, 8:30pm lo recuerdo bien, el maestro no guardaba silencio y seguía explicando los temas de la clase mientras mi cabeza estaba concentrada en el tiempo transcurrido pero este parecía no avanzar ni un solo minuto, mis ojos se cerraban solos y no podía evitar el inminente destino, quedarme dormido, cuando toda esperanza desaparecía el profesor dijo la palabra mágica,
-Guarden sus cosas señores ya es hora de salir.
No habían pasado ni dos segundos cuando ya había salido del salón,  por la prisa e impaciencia no me di cuenta que fuera de mi aula había una persona parada, el resultado fue un choque y una lluvia de hojas y cuadernos, una vez que me incorpore la primera palabra que salio de mi boca fue,
-Fíjate por donde vas idiota.
Un error grave de mi parte, no me había dado cuenta que era la chica del salón de a lado que me gustaba, al instante sentí como la sangre se me subió a la cabeza y mi respiración se aceleró,  de inmediato me arrodillé y junte sus hojas, cuadernos y demás,  levante la mirada y dije que lo sentía, ella sonrió y me dijo,
-No te apures-(su rostro cambio y expresaba un poco de enojo)-pero no vuelvas a llamarme idiota.
La presión se hizo presente en mis hombros, y las burlas remataron mi estado, lo único que hize fue salir corriendo, después de unas cuantas cuadras me canse y tome asiento en la banca de un parque cercano, una ves descansado, en mi mente sólo había regaños hacia mi persona, no paraba de azotarme con la frase, ¿que mierda me pasa, porque le grite a "           "? Tan distraído estaba que nunca me di cuenta que había una persona sentada en la misma banca que yo, y además me miraba.
Tras unos segundos de mantener la mirada, le dije en un tanto altanero:
-¿Que tanto me esta mirando?
-Nada, solo me doy cuenta que no soy el único que sufre esta noche .
Levante una ceja y dije,
-Yo no estoy sufriendo (volteando mi cabeza al suelo pregunte) -¿Que le hace pensar eso?
--Tu mirada dice mas que tus palabras Javier.
Un escalofrío recorrió mi cuerpo y rápidamente me puse de pie, la curiosidad le ganó al miedo y pregunté,
-¿Cómo rayos sabe usted mi nombre?
Mis piernas temblaban y mi corazón se agitó, una risa burlesca se escuchó.
-No te asustes (respondio) -lo e leído en tu gafete.
Di un respiro tranquilizador y me senté nuevamente
-¿Que mal te atormenta? (Pregunto aquel hombre)
-¿No me siento muy cómodo hablando con una persona que ni siquiera conozco su nombre ni su rostro.
Como estaba bastante obscuro no lograba distinguir su rostro, solo lograba ver una silueta obscura, aquel hombre se levanto de su lugar y se hacerco a mi,  debo admitir que sentí miedo pero mantuve la tranquilidad todo el tiempo.
Cuando la luz empezó a iluminar aquella silueta me tranquilize, era un hombre común, con el cabello muy bien peinado con gel, un gran saco negro, zapatos negros, tenia una cara fina con la nariz un tanto respingada y cargaba un maletín negro típico entre los hombres de negocio.
El caballero tomó asiento más cerca de mi, extendió su mano con una sonrisa en la cara y dijo,
-Me llaman de muchas maneras, pero puedes decirme Sammael.
Estreche su mano y note que se sentía un poco caliente, pero lo di por alto, después de todo era una noche fría y estaba nervioso.
-Qué nombre tan raro (dije sin pensar)-Cómo usted ya lo sabe me llamo Javier.
Soltamos nuestras manos, giro su cabeza al cielo y dijo,
-¿Que te sucedió?  (Pregunto con un tono de interes)-¿Por qué corrías como una bestia sin bozal?
Un poco de nervios brotaron de mi con tan solo recordar lo que me paso,
-He chocado con la chica que me gusta (baje la cabeza)-pero eso no es todo, también le grite una grosería creyendo que se trataba de alguien más.
Soltó una pequeña risa, frunsi el seño y lo mire con un poco de odio,
-¿Que le causa tanta gracia?
(Dije con voz alta)
-Lo siento mucho, no pude evitarlo.
Baje la cabeza nueva mente aceptando la disculpa, después de todo fue una anécdota graciosa,
-Me sorprende que algo que no tiene tanta importancia te afecte tanto.
-Para mi es importante (dije de manera seria)-ella me gusta demaciado.


Continuará. ....


martes, 28 de febrero de 2017

Sumisa Decisión

No se donde me encuentro, no se siquiera si soy yo, esto parece el infierno a lo lejos se ven llamas, mi cuerpo arde, no quiero caminar hacia el fuego pero algo me atrae, que es, no lo se .
Veo mi piel caer despegar de mis huesos, mis pies se pegan ala tierra en cada paso voy dejando piel y músculos detrás,  aun así no grito ni me retuerzo de dolor, quiero ver que hay dentro de las llamas pero entre mas camino más lejos se observan, se escuchan voces, susurros a lo lejos, ni siquiera eso me ase ceder, sigo adelante, entre mas cerca estoy mi cuerpo arde aún más.
Huele a carné quemada y el olor viene de mi, ya no veo mis músculos sólo mis huesos, sigo adelante, he llegado las llamas rodean a un cuerpo y las voces suben de volumen, no distingo quien es, ¡Un momento soy yo , no es posible estoy aquí parada frente a mi, pero como?.
Fue solo un sueño e despertado pero no es diferente a mi realidad pues e despertado de un coma, Mi marido me golpeó hasta casi matarme , jamás grite y lo último que vi fue mi reflejo en el espejo estaba toda llena de sangre, el me hablo muy de cerca y de su boca salía un fuerte olor a putrefacción.

viernes, 24 de febrero de 2017

Psicópata enamorada ×.×

Que ocurre, que pasa, donde me encuentro ¡Estoy asustado! Esta oscuro no me puedo mover, ¡Ayuda! Comencé a gritar pero parece que nadie me escuchaba.
Ya a pasado rato y sigo aquí no logro salir.
Espera escucho risas del otro lado "Auxilio quien esta ay ayuda por favor "
La risa aumenta, que pasa ahora me esta hablando (hola Mike, que tal hay adentro? hahaha nadie te escucha, recuerdas cuando dijiste que yo no te gustaba, que no era nadie y que jamás serias mi novio, pues ahora eres mío y ya eres nadie para tu familia y amigos, llevas 5 meses aquí y ellos comienzan a rendirse hahaha, olvídate de que te logren encontrar)...
"Estas loca déjame salir porfavor, Auxilio" No se cuanto tiempo paso, los recuerdos de cada día son vagos como sueños, creo que me droga,  ¡Si puede ser eso!, .....


Continuará. .....